Amasar el argán

La pasta extraída del cuenco (que hablamos ayer) la  amasan con las manos y un poco de agua tibia. De esta manera van extrayendo el aceite de argán.

Este proceso es muy laborioso y tiene que ser lo suficientemente rápido para evitar la oxidación de dicha masa.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s